jueves, junio 07, 2018

El Origami de Nataly

 El  origami  la particularidad de esta técnica es la transformación del papel en formas de distintos tamaños partiendo de una base inicial cuadrada rectangular que pueden ir desde sencillos modelos hasta plegados de gran complejidad.

En esta  protomaqueta se  observa que se va  moldeando al medio que nos rodea y en el cual vivimos:Flora y Fauna    

Tiene la  simpleza  del volumen  plegado Se  observa que esta economía  de  recursos  teniendo el  aprovechamiento  del  sol del  viento y de la  luz



lunes, mayo 28, 2018

 A1 PEDEMONTE 2018

El SALADILLO en el TALLER


 La ciudad contiene más de lo que puede describirse. Un laberinto de luz y oscuridad. La ciudad agota la capacidad de descripción e imaginación del ser humano. El desorden juega contra el orden, lo accidental contra la regular, la sorpresa contra la anticipación. Las funciones y las actividades se rozan y entrelazan creando contradicciones, paradojas y una excitación e una naturaleza erótica.












Me enfrento a la ciudad con mi cuerpo, mis piernas miden la longitud del soportal y la anchura de la plaza, mi mirada proyecta inconscientemente mi cuerpo sobre la fachada de la catedral, donde vaga entre cornisas contornos, toqueteando el tamaño de los retranqueos y los saledizos; el peso de mi cuerpo se encuentra con la masa de una puerta y mi mano agarra el tirador, pulido por incontables generaciones, a medida que entro en el vacío que hay detrás. La ciudad y el cuerpo se complementan y se definen mutuamente.

Juhani Pallasmaa. Habitar. El sentido de la ciudad. 







































Para distinguir el espacio vívido, del espacio científico y geométrico, podemos llamarlo “espacio existencial”. El espacio existencial vívido se estructura sobre la base de los significados y los valores que se reflejan en él por el individuo o el grupo, sea de manera consciente o inconsciente: el espacio existencia es una experiencia única interpretada a través de la memoria y los contenidos empíricos del individuo. Por otro lado los grupos, o incluso las naciones comparten ciertas experiencias de espacio existencial, que constituyen sus identidades colectivas y su sentido de comunidad.

Juhani Pallasmaa. Habitar. El espacio habitado. 

comprensión sensible del lugar

Decia  Cassirier:
... que más que en el mundo físico, el hombre vive en el universo simbólico, en una red constituida por el lenguaje, el arte, el mito, la religión...

La conciencia simbólica nos lleva a la comprensión sensible del lugar porque  se relaciona con la intuición y lo emocional.
 En nuestro hacer de taller donde estamos poco a poco encontrando los rasgos de esta nueva aventura donde la IDENTIDAD COMPARTIDA convive  armónicamente con la DIVERSIDAD de nuestra sociedad.

Es el momento de conectarse con el cielo, con la tierra, con el agua y con el fuego que está dentro de cada uno de nosotros.  Momento de buscarse. 
Encontraremos en el desarrollo distintos relatos.
Recuerden la importancia del mito y como este es  elemento fundante que corporiza el universo simbolico
Lo que vive en el corazón de un pueblo es el mito.
MYtho  significa:  palabra discurso, razón, relato,mensaje, leyenda.  En definitiva  los mitos son mojones de  nuestros sueños colectivos. 

Nuestros sueños son dinámicos.
Toda cultura se nutre de mitos. 
El mito habita el terreno de lo imaginario,
 en cambio
Es  el momento de  ENCONTRAR un lugar donde el pueblo se reúna.
a escuchar Palabras, Melodías, Silencios.
a ver Música, colores, tonos.
a mirar el tiempo.
Encontrar formas visuales que puedan actuar sobre lo real  
como ?
como una puerta a los sentidos.
encontrar la voz clave que pueda atravesar espacios.
como?
Aumentando la intensidad del ritual.
st

domingo, mayo 13, 2018

Cuatro Calles - Avenida del Rosario


banda  LIMA SUR
Saladillo  Love
distintos  ritmos    distintas  texturas
Una  mirada de los  habitantes  de   Rosario  sur
Nos  vemos
St

Homenaje al ANGEL DE LA BICICLETA





“El ángel de la bicicleta” cuenta la historia de Claudio Lepratti, alias “Pocho”.

Pocho era un muchacho de 35 años que vivía en el barrio Ludueña, sirviendo a la gente como integrante de la comunidad salesiana. Pocho trabajaba en una escuelita de bajos recursos de Rosario, colaborando con un comedor infantil. Su característica era que se movilizaba en su bicicleta y que siempre estaba dispuesto a ayudar a su prójimo.

Claudio ―Pocho para todos sus amigos― era “un pacífico, comprometido con el barrio; el sueldo que sacaba en la escuela lo ponía a disponibilidad de la gente de la villa que lo necesitaba”, cuenta, con marcada tristeza, el padre Néstor Gastaldi.

“El ángel de la bicicleta, le decíamos, porque andaba en su bicicleta, estaba enterándose y buscando la ayuda para cada familia”, recuerda el padre Gastaldi.

En diciembre del 2001, en medio de la situación sociopolítica que vivía la Argentina, fue asesinado de un balazo en la garganta, mientras le pedía a la policía que no disparase contra el comedor donde él colaboraba, ya que adentro había chicos comiendo.

Después de aquel asesinato, por las calles de Rosario se ven las pintadas con una bicicleta alada, recordando a “Pocho”.


El ángel de la bicicleta (mp3)

https://youtu.be/E7nT8Ftkeq8


Música: Luis Gurevich / Letra: León Gieco
Claudio «Pocho» Lepratti, asesinado en el 2001 por la policía Cambiamos ojos por cielo
Sus palabras tan dulces, tan claras
Cambiamos por truenos
Sacamos cuerpo, pusimos alas
Y ahora vemos una bicicleta alada, que viaja
Por las esquinas del barrio, por calles
Por las paredes de baño y cárceles
Bajen las armas!! Que aquí solo hay pibes comiendo.

Cambiamos fe por lágrimas
Con qué libro se educó esta bestia
Con saña y sin alma
Dejamos ir a un ángel
Y nos queda esta mierda
Que nos mata sin importarle de donde venimos
Que hacemos, qué pensamos
Si somos obreros, curas o médicos
Bajen las armas!! Que aquí solo hay pibes comiendo.

Cambiamos buenas por malas
Y al ángel de la bicicleta lo hicimos de lata
Felicidad por llanto
Ni la vida ni la muerte se rinden
Con cunas y cruces
Voy a cubrir tu lucha más que con flores
Voy a cuidar tu bondad más que con plegarias
Bajen las armas! Que aquí solo hay pibes comiendo.

Cambiamos ojos por cielo
Sus palabras tan dulces, tan claras
Cambiamos por truenos
Sacamos cuerpo, pusimos alas
Y ahora vemos una bicicleta alada, que viaja
Por las esquinas del barrio, por calles
Por las paredes de baño, y cárceles
Bajen las armas!! Que aquí solo hay pibes comiendo





El 19 de diciembre de 2001, en medio de la crisis que terminaría con la caída del presidente Fernando De la Rúa, varios policías que llegaron desde la ciudad de Arroyo Seco, a 30 km al sur de Rosario comenzaron a disparar en el fondo de la escuela. Lepratti subió al techo para defender a los menores que en su interior se encontraban comiendo. Se asomó gritando: “¡Hijos de puta, no tiren que hay pibes comiendo!”. El uniformado Esteban Velásquez hizo fuego con su escopeta Itaka, con balas de plomo acertándole una de ellas en la tráquea, lo que motivó su procesamiento y posterior condena a 14 años de prisión por el juez de Sentencia Nº3, Ernesto Genesio, con el cargo de homicidio agravado por el uso de arma. Además tanto Velásquez como la provincia de Santa Fe fueron condenados a resarcir económicamente a los familiares de la víctima por los daños y perjuicios causados.[1]

La Dirección de Asuntos Internos de la policía provincial había reconocido en un informe que “el asesinato del militante social Lepratti ocurrió fuera de la zona de saqueos y en los fondos de una escuela”, y que “no se justifica haber efectuado los disparos reconocidos, aun en carácter intimidatorio”.[2]

Los policías acusados argumentaron que habían abierto fuego porque habían sido atacados a balazos por vecinos apostados en el techo de la escuela. El vehículo policial tenía efectivamente marcas de balazos, pero todos realizados a nivel del suelo.[3] El juez Julio García condenó a otros cinco policías (Marcelo Arrúa, Rubén Pérez, Daniel Braza, Roberto De la Torre y Carlos Alberto de Souza) por falsedad ideológica y encubrimiento agravado, ya que balearon y destruyeron el patrullero para simular un ataque y alegar que actuaron en su defensa.[4]

Aparentemente una testigo recogió un cartucho naranja, que corresponde a la munición de plomo y lo entregó a los investigadores policiales, pero éstos le entregaron a la Justicia un cartucho verde, que corresponde a las municiones de goma.[3]

Desde ese momento Lepratti se convirtió en un mártir y símbolo de la resistencia de los sectores más desposeídos de la provincia de Santa Fe.

FUENTE

http://es.wikipedia.org/wiki/Pocho_Lepratti

lunes, mayo 07, 2018

El cuerpo Sensa hoy Rosario

El cuerpo Sensa 
El  espacio puede tocarse?
Es una masa que tiene densidad ,esa densidad es variable y para percibirla debo volverme
sensible Y  que es  ser sensible?
ROSARIO  vamos a redescubrirla, vamos a acariciarla voluptuosamente con la
vista, con el tacto ,con el olfato,con el oído,con el tiempo,con el gusto
Vista &Oido 

La vista y el oído son órganos de tacto más que la mano. Indican el espacio y el movimiento en tres dimensiones, donde todo lo que ocurre corresponde exclusivamente a la cinética y se refiere a nuestra seguridad personal. 

Nuestros oídos calculan precisamente la distancia del peligro y la vista pierde su cualidad
óptica para reducirse a una función compleja de viaje y freno
El oído y la vista tienen misiones puras; en la ciudad tienen una función táctil, como herramientas que se aplican directamente a las cosas.
Anticipan el impacto y repelen los objetos o buscan los senderos expeditos en la maraña de
obstáculos móviles.
 Si vieran el color, las formas y los dibujos, no avanzaríamos mucho, porque a cada instante hay en la ciudad prodigios de esfumaturas, matices y detalles que nos fascinarían.
 La luz, el color y las formas derrochan obras maestras en un pedazo de pared, entre las ramas de un árbol que tiene detrás un edificio, en una perspectiva irregular, en una cornisa, en un zaguán.
 Es un maremágnum de imágenes quebradas, de escorzos y de porciones de belleza virginal
  El que quiera oir  que oiga Alguien murmuro… el oído del amor es el percibir ,condensar  y el condensar  es el peso El oir es como un espacio y el espacio es un lugar Oír es distinto a escuchar El oído capta el dato 
El oído es un radar, sensa capta signos y a partir de allí
Descubre territorios  Tacto-  ensayo de presión- tamaño-Recorrido


El ciego y el tacto, los ciegos  transitan por el tacto La boca   fue  nuestro primer tacto
Pone en contacto con lo que es exterior a nosotros Marca el limite  de nuestro cuerpo
Las manos y los pies  son puertas
Las manos tienen ojos
Las manos ven oyen leen saben

El tacto de la ciudad es percibido por los pies. La mano es inútil para palpar la ciudad. No
podemos entrar con ella en contacto si no es por los pies; se la palpa caminando y es
durísima.  Esa es su piel, de pavimento.  Pero lo cierto es que la piel de pavimento, cuya
dureza mineral perciben nuestros pies y la comunican a toda la psique, es aisladora y hostil..
…Después del pie, sigue el cuerpo como órgano urbano de palpitación. Vemos cantidad de
personas que en las aglomeraciones y en los lugares concurridos frotan su cuerpo, hay fobias , tienen el traje sensible como la piel, y la piel eléctrica como gatos. La mano es utilizada en última instancia, porque en la mano está siempre la responsabilidad .Como que la mano es el más consciente de los aparatos del hombre y el más responsable. La ciudad hace un traje de la piel y una piel del traje.

Olfato
¿Quién huele la ciudad? Cada ciudad tendrá su olor, pero no lo percibimos nosotros, como lo demuestra el hecho de que tenemos que ponernos a pensara qué huele. Sólo llegando de las sierras, del mar o del campo, se siente: humedad, gases de combustión,  Cuando en cambio vamos de la ciudad al campo, el olfato se rehabilita. Percibe el aroma de las hierbas, de la tierra seca o húmeda, de los árboles del aire y sus matices, de las flores .Cada barrio tiene su repertorio de  aromas según modo de produccion. La ciudad tiene tendencia, a velar los sentidos , y para eso comienza a homogeneizar los olores; cada simple olor va disuelto en un tono urbano y todos juntos dan la suma de su olor, al que no percibimos. Hay barrios   donde los olores perduran en sus notas olfativas genéricas. 
El tiempo

El tiempo se hace
visible en  las ciudades Velocidad regularidad ritmo y taquicardia La maquinaria de la ciudad es
el reloj,porque el auto y los medios de transporte  representasn la vida colectiva de la calle y el
reloj la vida mecanizada del individuo
El sentido vital del hombre está en las minucias; a tal hora y minutos, tal cosa. 
El reloj redondo es análogo a la ciudad cuadriculada en su regularidad y monotonía. Termina
un ciclo de segundos y empieza otro; giran las agujas un círculo completo y comienzan de
nuevo, cada día como los demás, sin dejar rastros. Porque tampoco el reloj marca el tiempo,
sino los fragmentos del tiempo, cuyo  sentido es efímero y no deja rastro alguno.
Toda ciudad  tiene su tiempo tiene su ritmo tiene su historia

 La ciudad es un escenario donde
se desarrollan historias
 La ciudad vibra segun nuestros sentidos
La ciudad es un  fenómeno multiple    La ciudad es texto ,la ciudad se escribe La ciudad es el lugar del deseo, de la necesidad , de los sueños
La ciudad es el lugar de la pluralidad, de coexistencia ,de la simultaneidad
La ciudad es obra del hombre .

Abrir  bien los poros a sensar con nuestros sentidos

Stella

lunes, abril 30, 2018

#Rosario. Acto Poético en la ribera del Parana

Acciones a las  orillas del  Parana en conjunción con el Taller Valderrama, el domingo por la mañana se llevó a cabo el acto poético.

Mariposa
palabras…,palabras unidas, versos…
versos compartidos, tensionados hacia arriba
hacia la cumbre
hacia la cumbre estelar en ramas y hojas
como festival comunicable de la felicidad, como meta
ser en comunidad
  
Vivir por siempre en ese horizonte en esa pacha mama
que muchas veces nos da miedo, pero también felicidad
ser libres nos acerca, crea inquietud
y en la unión buscamos paz
tranquilidad, justicia y espiritualidad…
el valor del respeto en la educación
creando experiencias y comunión
Mariposa
la filosofía del intercambio es integrar
construir un espesor a partir de la pasión
constelación de latidos y alegrías
música, teatralidad…
es una manera de sumar armonía
como refugio de la inspiración

Mariposa, pandereta…
elástico azul
tensiona paraísos y astros
para multiplicar puntos verdes
la brisa y el árbol
Mariposa, pandereta…
Fluctuación…
silencios que claman de las brasas del entendimiento
los valores se transparentan en la música
enciende la palabra que vive en la otredad
muere en el ruido de la injusticia social
y la negra diáspora se congela en el hielo seco


  
Mariposa, pandereta…
osado el movimiento  que multiplica
aire, fuego, comunión
conexión, encuentro
en el alma de la arena colectiva

Mariposa, pandereta…
la mortalidad, sudor de la pacha mama
pone el relieve en el destello
la calandria no canta por casualidad
el agua, la corriente 
aprenden a cantar
Mariposa, pandereta
no duermas la siesta…
la formalidad olvida la carne

viernes, abril 27, 2018

Rosario otoño 2018 viaje

La música y la poesía son puertas del espíritu,
 herramientas críticas y de conocimientos y vale la pena darles un tramo de credito
 Rosario desde Parana   

Rosario  poesía  espacial

El Parana desde  parque  España
El patio del Centro Cultural Parque  España
 FFCC
Los  túneles  y  tradición  ladrillera

historias que se  cuentan sobre el  cielo
Palacio  Minette
Palacio  Fuentes  cifre
Campodonico
La  isla de los  inventos
Taller Pedemonte Rosario  2018
Primera  parte




 A1 PEDEMONTE 2018

RIOS....Popurrí.