sábado, abril 09, 2016

mapear-interpretar-transformar

"Un mapa es un diagrama, vale decir, un signo icónico que, aunque no compartiese el aspecto del objeto en cuyo lugar está, calca escrupulosamente sus relaciones internas". Paolo Virno
El mapa es una tecnología (dicen algunos ) que permite que se despliegue o que aparezca a la vista (y a muchos otros sentidos) algo que no está por separado en las percepciones de cada quien;
 sin embargo, el mapa se construye a partir de ellas, de cada una de esas percepciones.

 En este sentido se parece al lenguaje ( Al DECIR ):
 no preexiste más que como potencia al acto mismo de ponerlo en práctica
Por eso, más que de mapas, es mejor hablar de mapear,del mapeo
como actividad.
 Andar sin mapas es andar mas débil. 
La acción de mapear es una actividad que construye sentido, 
en el triple sentido de la palabra: tiene su marca en la sensibilidad,
      orienta 
y habilita la comprensión.

 2 El mapa es una narrativa
 El mapa no es sólo información.
 Instalar el mapeo como práctica, como herramienta crítica, supone una tarea colectiva de reconstrucción del entramado de cada situación, de relevar  y revelar la complejidad de los territorio que  se transitan.
 Mapear también arma lazo: cuando escuchamos a otr@ poner en juego sobre el mapa sus recorridos, apuestas, intenciones, nos conectamos con una experiencia de habitar el territorio como espacio común y a la vez siempre singular.


El mapeo gana densidad y fuerza cuando se vuelve parte de una red de experiencias
insertas en diferentes territorios,

En los mapas se cuentan las nuevas fronteras.
 Las que se rehacen y redibujan a partir de las disputas por conquistar espacio y recursos y por producir el sentido de esas nuevas divisiones y repartos. 
Son fronteras móviles, en tensión permanente. 
No obedecen necesariamente a trazados institucionales ni a lógicas catastrales. 
Son más bien las que están hechas de percepciones, tramadas con hilos invisibles pero poderosos, que hacen de un barrio una zona de altísima complejidad, con laberintos en su interior y decenas de bordes internos, zonas delimitadas y espacios superpuestos.
 Mapear significa producir conocimiento porque entendemos que  el mapeo como práctica genera conocimiento.


 Aquí y ahora, a través de la práctica del mapeo, se pone en marcha un proceso de interpretación/conocimiento del mundo a partir de territorios concretos. 
Se lo hace combinando los saberes cotidianos y populares para producir herramientas estratégicas orientadas a transformar nuestras realidades. 
De este modo, mapear-interpretar-transformar se vuelve una tarea simultánea y siempre en movimiento. tal como un  viaje 

Seguiremos  viajando

Equipo A1




No hay comentarios.: