domingo, mayo 20, 2012

Le Corbusier Salvador y un lote en el paraiso


Estimados: 

En la titulación de esta bajada figuran Le Corbusier y Salvador .
Aclaro que no es que opine que Le Corbusier es un "Salvador" menos aún en estas épocas en que el endiosamiento personal  refiere a sectas y ya sabemos  que complicado viene ese tema .
Ocurre que un ex alumno de la cátedra Salvador Schenone nos ha enviado en un coment imágenes de su visita a esta gloriosa casita que el maestro construyera para su madre frente al lago ...además recuerda que la "conocio" por primera vez cursando Arquitectura 1.( a la casita no a la madre de Lecorbu que no tuvo la oportunidad temporal)
Me ha parecido provocativo adjuntar las imágenes y un comentario sobre esta obra por dos motivos

Primero: Celebrar que nuestros   alumnos se acuerden de nosotros y nos envíen postales  tan sugestivas de sus viajes por el mundo ...de esta manera  ademas de expandir  el bagaje cultural de la cátedra  nos pone muy contentos que sientan esa hermosa necesidad   de compartir aquella belleza que los conmueve.
Entendemos esta actitud como un  gesto de aprecio profundo , que es por otra parte mutuo 

Segundo: Interpretar  en esta obra admirablemente  "sencilla" el peculiar  carácter de integración con la naturaleza y atisbar una cierta atmósfera mística  ...Acaso esa mesa ubicada en el perfecto cuadrado del vano que enmarca el lago pueda entenderse como un altar domestico  donde Le Corbu tendía cotidianamente la maravilla de la natura en la mesa de su madre .
Acaso no hay algo de oratorio domestico en ese - patio-atrio a cielo abierto donde el buco cuadrado oficia de capilla y la naturaleza es el icono a "adorar"...........
Marcelo

Les adjunto una memoria-relato de un autor que desconozco :

   el patio- atrio , la mistica de un ámbito  para adorar a la naturaleza
      el vano en otono con la falsa vid seca y en verano verdeada
                             el altar domestico , el oratorio propio
                            Salvador  el vano es tambien asiento
          la fenetre en longueur  11metros de tajo rectangular al lago


Con 300 metros cuadrados junto al lago Leman, Le Corbusier les compró a sus padres uno de los horizontes más bellos del mundo. Y no solamente eso: también adquirió sol, espacio, verdor, alegría.
La casa iba a tener un lago a cuatro metros de la ventana, por el sur. ( es nuestro norte )

Alrededor, el paisaje es tan abrumador que siente la necesidad de retacearlo y rodea con paredes al pequeño jardín. 
"Para que el paisaje cuente —dice— hay que limitarlo, dimensionarlo con una decisión radical: tapar los horizontes elevando muros y no revelarlo más que por su interrupción en puntos estratégicos.
 Súbitamente el muro se detiene y el espectáculo surge: luz, espacio, esta agua y esas montañas...".

El efecto, una vez realizada la obra, resulta mágico. Esa pared soleada, que además crea sombra y frescura, está perforada por un ventanal cuadrado a cuyo borde inferior se adosa una mesa rectangular de piedra. Dos sillas, el tronco y las frondas de una paulownia centenaria, unos cántaros de barro y todas las flores del jardín, completan un rincón de maravilla.

Por la parte que mira al lago, la casa tiene una ventana de 11 metros de ancho. Le Corbusier opina alegremente que esa ventana "le da clase" a la casita. 
Nace la"fenetre en longueur"  la ventana alargada que sería na de las 5 claves del lenguaje racionalista dekl maestro
Pero naturalmente, debía sorprender. Este elemento, que en la arquitectura actual pasa a primer plano, hasta confundirse con las paredes vidriadas, en aquel tiempo daba sus primeros estirones. "Es una innovación constructiva —dice Le Corbusier— que  es posible gracias al nuevo material ....el hormigion armado

Sobre la losa de hormigón armado, se echaron 15 a 20 centímetros de tierra.
 De allí, en vez de grietas, humedad y otras terribles consecuencias previstas; por los agoreros constructores, y gracias a los pájaros y al viento, surgió otro jardín. Según las estaciones, el techo se cubría de pasto o flores, de geranios silvestres y cierta vez, milagrosamente, de myosotis azules. 
Al mismo tiempo, esa pequeña vegetación proporcionaba el mejor aislamiento del calor y del frío.
Otra ventaja: desde el antepecho que rodea la terraza, con sólo asomar la mirada, se puede viajar imaginariamente por el lago, sobre ese barco encantado de inmóvil derrotero. 
Utilidad, sencillez y fantasía...


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Salva querdio!! Un groso

Lucas dijo...

Increible como la ventana se esconde detrás del arbol como resguardando esa porción de horizonte que se reserva para compartir. Es una manipulación de espacio muy interesante. Facinante.

Anónimo dijo...

a ese gordo bala dolape sentado con la manito lo conozco!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Gaudi pasó de arquitecto ultra burgués hacia un ascetismo y vida casi monástica ( sus ultimos años los vivió en el subsuelo de la catedral y (murió en el hospital, nadie lo reconoció por su apariencia humilde, Corbu de tomar champagne en la ville savoye terminó en la costa azul en su petit cabanon en la búsqueda de sus origenes cátaros (esos herejes que adoraban al sol y fueron quemados
... Caveri de junto con otros intelectuales católicos fundaron la COMUNIDAD TIERRA. Ha veces que la espiritualidad se logra en la búsqueda de la sencillez y lo frufgal de
las cosas

Anónimo dijo...

Hay un Arquitecto SMILJAN RADIC que hace sus casas UNO Y DOS. Tiene también el tema cielo patio atrio, contemporáno y a la vezx reinterpretando la tradicional casa de campo chilena