jueves, abril 17, 2014

Ley secreta


Dice  Miguel Unamuno “ Pensar es  hablar con uno  mismo  y cada  uno de nosotros  habla  consigo  mismo, gracias a haber tenido  que  hablar con otro. El pensamiento  es lenguaje interior  y este  se origina  en el  lenguaje  exterior”


También  compartimos  la  comunicación  sin palabras, hablando desde lo corporal, una  sonrisa  un gesto o un  apretón de manos   ya  nos  indica algo

En todas  las  propuestas  que  se presentan se da   una  ley   entre las  formas de la  naturaleza  y el pensamiento, eso que  Goethe  llama  la  ley secreta  es  eso  que une a las almas.

Una ley secreta  que  explica   la  unidad de la  multiplicidad y justifica  los  fuertes  lazos  entre  las  cosas  producidas por la inteligencia   dada  por  hacer,  el pensar  y el  sentir 
El trabajo  y los  órdenes que  emergen  cuando observamos naturalmente   la idea  de la  mente  no le pertenece  al  humano  sino  es una  característica común  a todas las manifestaciones  de la  materia. El humano  encuentra  reflejada  en la  naturaleza  las  formas y la  estructura de pensamiento.


Aquí vemos  que  la materia de  los  sueños  se corporizó y comienza a transitar un camino de misterio.

El material  envuelve al sueño,  a las  formas  las  unifica  las  anima  y las  potencia.

El material  nos  habla  de una totalidad y si nos acercamos  nos  da detalle.

La  materia   participa   activamente en la vida  del espacio lo puebla  y lo conquista


La  materia se vincula con el observador a través de las distintas texturas, y los puntos de tensión están dados por la profundidad de campo.


Para el lunes tienen que contarnos la ley secreta de su trabajo, Trabajo Práctico: representación gráfica de lo ya hecho:
Que miro?
Desde –donde –miro? (Punto de vista del observador) orientación

Tomando imagen y maqueta, tienen que contar gráficamente  (croquis, plantas, cortes, vistas ) como es esa idea que eligieron representar.

Stella


4 comentarios:

Varovski Velarde Arriola dijo...

Efectivamente la materia puebla el espacio pero creo que no puede conquistarlo jamás, apenas puede arrimarse en alguna esquina adornándola, la materia es un invitado del espacio y el espacio es un huésped bondadoso y tolerante que quizá entrega a la materia un titulo temporal de propiedad con la consigna "aprópiate de esa insignificante parcela en el contexto de la existencia y hazla mágica con tu genio"
¿El material nos habla de una totalidad? o apenas de un aspecto del sueño, de un sueño apenas materializado y quizá el sueño es la totalidad jamás perceptible por completo, la materialización es un camino sin fin y siempre a medias en el sentido que siempre habrá algo más por hacer u otras maneras de ver
Y aquí otra vez nos preguntamos que si lo que observamos es la pureza sin interpretación de un objeto o de un sueño o es lo que nos enseñaron a observar… lo que se observa es una proyección ya construida en nuestra mente ¿Quién la construyó? ¿Se podría decir que nosotros cada uno? o es que se nos impuso una manera de ver las cosas de construirlas y de reaccionar a ello al estimulo

Varovski

Anónimo dijo...

Efectivamente la materia puebla el espacio pero creo que no puede conquistarlo jamás, apenas puede arrimarse en alguna esquina adornándola, la materia es un invitado del espacio y el espacio es un huésped bondadoso y tolerante que quizá entrega a la materia un titulo temporal de propiedad con la consigna "aprópiate de esa insignificante parcela en el contexto de la existencia y hazla mágica con tu genio"
¿El material nos habla de una totalidad? o apenas de un aspecto del sueño, de un sueño apenas materializado y quizá el sueño es la totalidad jamás perceptible por completo, la materialización es un camino sin fin y siempre a medias en el sentido que siempre habrá algo más por hacer u otras maneras de ver
Y aquí otra vez nos preguntamos que si lo que observamos es la pureza sin interpretación de un objeto o de un sueño o es lo que nos enseñaron a observar… lo que se observa es una proyección ya construida en nuestra mente ¿Quién la construyó? ¿Se podría decir que nosotros cada uno? o es que se nos impuso una manera de ver las cosas de construirlas y de reaccionar a ello al estimulo

Varovski

Varovski Velarde Arriola dijo...

correción¡¡¡

...El espacio es el ANFITRIÓN bondadoso y tolerante...

escribí muy rápido quise decir ANFITRIÓN y no huesped

un abrazo... Varovski

Anónimo dijo...

Huesped, me parece quiźa más interesante, dado el convite, el invitar a ser.
La materia invita a reposar al espacio, a quedarse, quizá hasta que perciba otro tono de luz, otra sonoridad dada por sus habitantes o bien sus olores.
El Hombre, sí es su anfitrión.
Es el Interior en persona.

Cesar